Receta del Día
BLOG Los batidos: Una sana alternativa.

Ya sea a la hora del desayuno, a media mañana o media tarde, un batido es una fuente de energía que adicional que te brinda las calorías necesarias para seguir tus actividades diarias.

Los batidos tienen dos ingredientes principales: leche - o yogur o helado - y fruta.

Ventajas de los batidos.

Aparte de ser deliciosos, aportan calcio, que proviene de la leche, y que es fundamental para el buen desarrollo óseo. También contienen diferentes tipos de proteínas, entre ellas, la caseína, con propiedades anticancerígenas y aunque en menor cantidad que las frutas, también posee vitaminas.

Algo importante es que son asequibles para todos los bolsillos, tienen la ventaja de estar en el mercado todo el año, ya que en cada temporada se encuentran muchas frutas que puedes usar para tu bebida.

Con los batidos, tienes todas estas propiedades en un mismo vaso, de forma que se convierte en una bebida muy completa.

Ideal para los pequeños.

En ocasiones, es imposible hacer que un niño se tome un vaso de leche, y la cosa aún se complica más si hablamos de las frutas y verduras. El problema puede que no sea el sabor, sino la falta de atractivo del postre. Las bebidas de vivos colores son una alternativa mucho más apetecible y que puedes preparar al instante.

Pero la utilidad de la mezcla bebida no se limita sólo a los niños. En verano puede ser un alimento nutritivo a la vez que refrescante. Una sugerencia en este caso, es añadirle hielo.

Opciones para cada temporada.

Los batidos se pueden consumir durante todo el año, pero dependiendo de la estación encuentras diferentes opciones de frutas; aunque la mayoría de las frutas se encuentran durante todo el año, lo más mejor es adaptarse a su época natural , para asegurarse de su buena calidad y sabor.

Cómo preparar un buen batido

Para elaborarlo, sólo tienes que mezclar los ingredientes -leche, fruta y azúcar al gusto- en un recipiente y batirlo hasta que adquiera una consistencia cremosa pero líquida.

Tienes múltiples opciones: Puedes preparar un batido solo de frutas frescas sin incluir leche, con frutas leche o yogurt , leche o con helado de fruta.

Recuerda que si usas el plátano debes añadir bastante leche para que no te quede muy espeso.

Cuando ya esté listo, sírvelo siempre en vasos grandes, acompañado de un pitillo y puedes decorarlo con sirope o un toque de canela.

¿Qué esperas? ¡A disfrutarlo!

Cargando