Receta del Día
BLOG Mi Recetario

Hoy te traemos la manualidad perfecta para recordar las aventuras en la cocina: ¡un recetario familiar!

Para inspirarte, recuerda el aroma de las galletas y el pastel que tu abuelita o tu mami preparaban y reúne las recetas favoritas de tu familia.

A continuación, te contamos paso a paso cómo crearlo.

Materiales:

  • Álbum de fotos
  • Rectángulos de papel de 15 cm x 10 cm (tamaño de una foto normal para álbum de fotos)
  • Marcadores y esferos
  • Telas de colores
  • Silicona
  • Tijeras
  • Cintas
  • Artículos decorativos a tu elección
  • Plumón

1. Recopila las recetas que quieres incluir en tu libro y cópialas en hojas. Será hermoso que sean escritas con tu letra. Si decides hacerlo así, recuerda usar un esfero de tinta negra para que no se borre.

Recuerda seleccionar las recetas que más les gusta disfrutar en fechas especiales como Navidad, Año Nuevo, Cumpleaños, Día de los Difuntos, Semana Santa. También puedes pedir las recetas que te gustan a tus familiares más cercanos. Definitivamente, tus familiares estarán encantados de compartir contigo sus atesoradas recetas.

Puedes incluir una sección en la que apuntes tus truquitos más especiales.

2. Guarda tus recetas en el álbum.

3. Escribe una dedicatoria en la primera página de tu recetario. En unos años, será hermoso cuando tus nietos puedan leer tu dedicatoria.

Texto de la Dedicatoria:

Para mi familia:

Diseñé este recetario para compartir las recetas que nos han acompañado durante tantos años.

Recuerden agregar a todas sus recetas:

1 kilo de locura
1 cucharada llena de risas
4 tazas de alegría
2 cucharadas de paciencia
Amor al gusto (¡está bien si se te pasa la mano!)

Con amor,

Mamá...

4. Decora la portada a tu gusto.

Por ejemplo, nosotros pegamos con silicona fría un retazo de plumón.

Sobre el plumón pegamos un retazo de tela, como se ve a continuación:

Recuerda adherir bien los bordes de la tela para que no se despegue.

5. ¡Listo! Ahora tienes un hermoso recuerdop familiar.

También te recordamos que puedes agregar fotografías, dividirlo por categorías (postres, ensaladas, entradas, platos fuertes, sopas, bocaditos) o también escribir anécdotas familiares o la historia de cada receta. ¡Siéntete libre de ser creativa! Seguro este precioso libro pasará de generación en generación. Imagínate cuando tus nietos o bisnietos usen el recetario familiar para preparar la fanesca o la colada morada. Definitivamente, empezarás una tradición familiar en tu hogar.

¡Nos encantó compartir contigo esta idea! Dinos, ¿qué recetas incluirías en tu recetario?

Cargando