Receta del Día
BLOG Rezar Juntitos, Más Sabroso y Bonito

Hace más de dos mil años en un pequeño portal de Belén nació el Niño Dios, y la mayoría de ecuatorianos cada 16 de diciembre recordamos los 9 meses antes de su nacimiento. Casas, oficinas, parques e iglesias abren sus puertas para celebrar el inicio de la Novena de Navidad y así poder reencontrarnos con nuestra espiritualidad.

Esta tradición se lleva con gran alegría ya que es una forma de recordar a Jesús. Grandes y pequeños comparten este momento espiritual, y al son de los villancicos, la alegría invade a cada hogar.

Pero, ¿cómo nace esta tradición?

Todo empezó en el siglo XVIII, cuando Fray Fernando de Jesús Larrea, franciscano quiteño, mandó el texto inicial de la Novena a la fundadora del Colegio La Enseñanza en Bogotá. Luego, ya en el siglo XIX, María Ignacia reformó el texto y lo realizó con cantos entre rezos.

Es así como ahora podemos compartir con la tradicional Novena. Los niños son quienes más disfrutan. La alegría invade a cada hogar comprometido a rendirle este pequeño homenaje a Jesús. Mientras que los grandes son los encargados de organizar la fiesta, y para ser una buena anfitriona te compartimos algunas pequeñas recetas, fáciles de realizar y que te harán quedar muy bien.

Para los amantes de los dulces los bavarois de yogur es una de las opciones más fáciles, rápidas y deliciosas de hacer. Te tomará alrededor de 20 minutos realizarlos. También te recomendamos preparar pasteles de naranja y fresas, macarrones de chocolate con dulce de leche, bananos con dulce de leche o los famosos pristiños.

Pero si los bocaditos de sal son los de tu preferencia, las empanadas de viento o las empanaditas de espinaca, acompañadas de una buena taza de café te sacarán de cualquier apuro. O también puedes probar con algo menos común como son aguacates rellenos con ensalada jardinera o fajitas a la mexicana. Y si tienes un vegetariano en casa puedes realizar sánduche de atún y vegetales.

Sea dulce o sal, lo más importante es compartir con tus seres más queridos y vivir un momento de paz y sana alegría.

Cargando