Receta del Día
BLOG Feliz día de Reyes

Las campanas del mundo sonaron y el sol nunca más brilló de tal manera como cuando nació el Niño Jesús.

En la noche una estrella alumbraba su sonrisa y aquella misma luz guió a los Reyes Magos hasta el portal, cerca de Belén, para constatar la gloria de la humanidad, más tarde San Beda los llamaría Melchor, Gaspar y Baltasar. Ellos abrieron sus tesoros y ofrecieron al Hijo de Dios sus regalos: oro, incienso y mirra.

Cinco siglos más tarde empezaría una hermosa tradición llama Día de Reyes.

Así se celebra en Ecuador

Tungurahua: En nuestro país varios son los sitios que recuerdan esta fecha. En algunos lugares de Tungurahua como Quisapinilla o Mocha las procesiones y comparsas recorren las calles con fiesta, música y buena vibra.

Manabí: En otras provincias como Manabí existe la tradicional Bajada de Los Reyes Magos, acto que arrancó hace más de 20 años con personajes que representan a los tres Reyes Magos (quienes van montando a caballo), la virgen María, San José y el niño Dios. A ellos se suman pequeños con trajes de indios y damas, y hombres con máscaras y atuendos de mujeres, todos al son de la comparsa alegran los hogares de Picoazá.

En grandes ciudades

Mientras tanto en las metrópolis ecuatorianas las familias se reúnen para compartir deliciosos platos como el tradicional Dulce de Reyes, una sencilla receta que sin duda valdrá la pena probar.

A este delicioso plato se lo puede combinar con un Chocolate Caliente para abrigar la noche.

O Café Especial si deseamos un sabor más amargo:

En otros hogares acostumbran a que los niños dejen bajo el árbol navideño, chimenea o sala, un vaso de leche con galletas para los Reyes Magos que llegan con los regalos. Esta es más una tradición europea, pero que en nuestro país también tiene acogida.

Una vez más los niños son los protagonistas en esta fiesta, son ellos quienes se llenan de ilusión para recibir su último regalo de fiestas y para dar la bienvenida a los reyes. Sea cual sea la tradición o cómo se celebre, lo importante es saber que hace más de dos mil años floreció este homenaje.

Cargando